¿Cambiar de mediador de seguros?

En el mundo de la mediación de seguros uno de los aspectos principales es conocer y tener claro quién vela por nuestro interés en las renovaciones de pólizas y asesoramiento, tanto en coberturas como, sobre todo, en caso de siniestros. Por ello una de las preguntas más frecuentes entre los asegurados, es saber cómo cambiar de mediador de su póliza de seguros y/o de compañía aseguradora. A continuación detallamos las distintas posibilidades y os indicamos las soluciones propuestas en cada caso.

 Antes de nada indicaremos las principales diferencias entre trabajar con corredor de seguros y otros distribuidores:

 El mediador puede ser de varios tipos:

  •  Corredor de seguros: Es la persona física o jurídica que trabaja con varias compañías.  Es el único profesional independiente del sector. Para el corredor de seguros el asegurado es su cliente y por ello se posiciona de su lado y frente a las compañías. Además del trato personal y la cercanía el corredor de seguros está al tanto de las novedades del sector para ofrecer la mejor opción acorde a las necesidades de cada cliente y acompañándole cuando más lo necesita, que es en la renovación y en la gestión de siniestros, desde la tramitación hasta la resolución.
  • Agente exclusivo: es la persona física o jurídica que trabaja en exclusividad con una sóla compañía. Solo puede vender productos de una aseguradora con su supervisión. Pueden producirse conflictos de intereses a la hora de defender al asegurado frente a la compañía. Su naturaleza no permite un asesoramiento objetivo, no puede analizar otros productos ya que solo dispone del de una aseguradora.
  • Banca /Seguros: Es la entidad jurídica bancaria que opera en exclusiva con una sola compañía. En la gran mayoría de los casos no existe ningún asesoramiento en materia de seguros. El interés principal es la venta, no las coberturas y garantías. Son especialistas en productos bancarios, no en seguros. No asesoran ante un conflicto, tramitan los siniestros vía telefónica.
  • Líneas directas: Son un simple canal de ventas, por lo que existe una estrecha relación con la aseguradora. Pueden producirse conflictos de intereses a la hora de defender al asegurado frente a la compañía. Solo prestan atención telefónica o por internet. Mono-producto que no siempre se adapta a las necesidades reales del cliente. No asesoran ante un conflicto, tramitan los siniestros vía telefónica o internet.
  • Comparador Internet. Se desconoce la sociedad o persona a través de la que se contrata. El intermediario desaparece de la operación tras la venta del seguro. Ofrecen cobertura “paquete” sin opciones adicionales. No tramitan siniestros ya que lo hacen directamente las compañías. No asesoran.

  ¿Qué tipo de cambios de posición mediadora puede realizar un cliente en cuanto a sus pólizas y el mediador que las gestiona? 

 -Cambio de mediador y NO de compañía: 

La ley del seguro protege y ampara a los clientes en la petición de cambio de posición mediadora dentro de la misma compañía. La compañía está obligada a cambiarle de mediador, siempre que el cambio no sea entre mediadores exclusivos. Se envía carta de nombramiento a favor del mediador elegido por el cliente.

 -Cambio de aseguradora y no de mediador: 

Sólo es posible cuando el mediador sea un corredor. Es uno de los motivos principales para trabajar con corredores de seguros, ya que éstos son, independientes de las compañías y pueden buscar en el mercado alternativas mejores a los clientes.

 -Cambio de mediador y de aseguradora: 

Esta opción es válida y por norma general se da cuando no hay un profesional de la mediación que gestione la póliza y que sea garante de las coberturas. El cliente puede estar desamparado de cara a la defensa frente a las compañías.

Si necesitas más información al respecto de tus derechos, no dudes en contactar con nosotros.
https://www.vivaseguro.es/contacto